Please disable any ad-blocker you are using in your browser.

Tutorial Básico para DJ – Part II

Lo primero es lo primero, ante todo hay que tener en cuenta que lo que vais a poder leer a continuación es solo teoría, y como tal hay que apoyarla en la práctica…es fundamental para un buen DJ tener cultura musical y, sobre todo, conocerse los temas con los que trabajamos, pues el pinchar temas sin haberlos escuchado previamente puede traernos sorpresas desagradables, en especial si no tenemos la experiencia y técnicas de los mas profesionales…una vez dicho esto, en el siguiente tutorial avanzaremos en lo que a la música propiamente dicha se refiere, su estructura y como sincronizarla, con el objetivo de crear una sesión coherente y sin “sustos” para nuestros oyentes…

Tutorial Básico para DJ - Part II

La música

En esta parte se tomará como ejemplo la música más habitual de pista de baile o dancefloor (house, techno, trance, y sus derivados), con compás 4/4 (bombo en negras), aclarando que no siempre la música electrónica tiene esta estructura, ni está destinada a la pista de baile.

Géneros

Hoy en día los géneros y subgéneros dentro de la música electrónica son innumerables, ya sea por la propia fusión entre los mismos, como por la fusión entre la música electrónica con otros tipos de música…En el link siguiente hay un esquema con los diferentes géneros, y como estos se fueron ramificando con el paso del tiempo. También, para cada género o subgénero hay una reseña del autor (en inglés) y ejemplos (samples) en audio. géneros de música electrónica

Estructura

Gráfico 1. Representa la composición básica de la batería de un tema musical. BD (Bass Drum) es el bombo característico que marca el inicio del beat, y snare el redoblante. Esta sería básicamente la composición de la percusión del house..

El beat

Cuando escuchamos un tema, lo primero que nuestro cuerpo identifica es el beat. Ya sea moviendo la cabeza o golpeando con la mano o el pié sobre el sonido del bombo (BD) o golpe, lo que estamos haciendo es marcar los beats. En el gráfico vemos representados 4 beats (desde 1 hasta 1.4, desde 2 hasta 2.4 y así sucesivamente).

El compás

En el estilo de música con compases llamados 4/4 (cuatro cuartas o bombo en negras), 4 beats representan 1 compás. Podemos reconocer el compás escuchando un tema y contando los beats de a 4 de esta manera: 1, 2, 3, 4, 1, 2, 3, 4… y así sucesivamente, donde el 1 representa el inicio de cada compás. En conclusión, el gráfico 1 representa un compás…En cambio, si contamos de esta manera: 1, 2, 3, 4, 2, 2, 3, 4, 3, 2, 3, 4, 4… estaríamos contando el número de compases.

La frase

Los compases forman frases. Generalmente (aunque no siempre) encontramos en la música electrónica frases de 8 compases como se muestra en el gráfico 2.

Gráfico 2. En este ejemplo, 4 beats forman un compás, y 8 compases forman una frase.

Las frases dan forma al tema musical o track. Cada determinado número de frases se producen los cambios. Por ejemplo un track puede tener la siguiente forma: 2 frases de introducción de batería, en la tercera entra el bajo, en la séptima frase hay una bajada, y así…Es muy importante reconocer los beats, compases y frases ya que de esto depende en gran parte el éxito de la mezcla.

El armazón de cuatro y ocho compases característico de la música dance es algo que todos hemos sentido cuando hemos estado en una pista de baile o hemos escuchado un disco enmarcado dentro de este estilo. Estas son algunas de las sensaciones que tenemos (aunque no llegamos a percibirlas conscientemente) cuando escuchamos una canción dance:

  • Escuchamos un golpe de platos y esperamos escuchar otro al cabo de ocho compases.
  • Escuchamos una estrofa, luego el estribillo, y acabando la segunda estrofa sabemos exactamente dónde entrará el siguiente estribillo.
  • Escucharemos un redoble de batería y nos confundirá (en el caso de que el disco no siga los patrones) escuchar un clímax después de cinco compases en lugar de los ocho o dieciséis compases que deberían corresponder.

Resumiendo, cada ocho o dieciséis compases nos proporcionarán un gesto (un golpe de plato, un redoble de batería, la entrada o salida de un instrumento). Esto es al menos en la teoría, pues tambien es muy habitual, encontrar compases cambiados, invertidos, rotos y una larga serie de “tropezones” que el productor deja como regalo al DJ, por lo cual no me cansaré de insistir en que, como DJ, es tu obligación el conocerte al dedillo las canciones con las que vas a trabajar.

Cómo sincronizar frases

Hay que mezclar de forma que no se rompan las frases musicales de los canciones. Si se corta una de ellas por la mitad o se inicia la mezcla en una frase, solo conseguiremos una mezcla que solo proporcionará una fatiga auditiva que desorientará a la gente, por esto nos aseguraremos de sincronizar las frases de ambas canciones a tiempo cuando empiece la mezcla.

Sincronizar frases

Para ser un buen DJ las mezclas han de obedecer las mismas reglas musicales que las canciones. Así que cuando mezclemos dos pistas tendremos que alinear algo más que los tiempos o de lo contrario el resultado no será satisfactorio.

En casi todos los temas bailables la acción se desarrolla en secciones de cuatro y ocho tiempos. Cada compás tiene cuatro tiempos (4/4), y la música se ordena normalmente en “frases” compuestas por cuatro compases. Estas frases se disponen conjuntamente para crear la estructura de un tema (una introducción de 16 compases, un solo de saxofón de 32 compases, un estribillo de 8 compases…). Incluso Mozart escribía su música en porciones de cuatro y ocho compases.

La velocidad del tema

Los BPM o beats por minuto son la unidad con la que medimos la velocidad de un track. Simplemente se trata de cuantos beats o golpes hay por minuto en el tema. Entonces decimos, por ejemplo, que la velocidad de un track es de 125 BPM. Un track de 127 BPM será “más rápido”…La música de pista tiene BPM constante, lo que permite la mezcla entre tracks…Como e comentado anteriormente, esto es la teoría, pues es fácil encontrar temas en los que el tempo se acelera o disminuye, cosa que nos podría dejar con el “culo al aire” si no conocemos bien nuestros temas.

Cómo contar tiempos, compases y frases.

Entrénate para dividir la música en tiempos, compases y frases de cuatro compases. Practica estas cuentas el máximo tiempo posible, cada vez que escuches música, y en especial cuando estés en la pista de baile.

Aquí es donde todo lo que explique al principio del blog comienza a tener sentido…así que si no les molesta recordaremos un poco.

Cuenta los tiempos.

Escucha un tema de baile y cuenta los golpes de bombo 1, 2, 3, 4, 1, 2, 3, 4… siguiendo el ritmo de la música. Estás contando los tiempos, de la misma manera que lo haces para medir los B.P.M’s de una canción.

Cuenta los compases.

Cada grupo de cuatro tiempos conforma un compás.Cambia de registro y cuenta ahora de esta manera: 1, 2, 3, 4, 2, 2, 3, 4, 3, 2, 3, 4, 4, 2, 3, 4… Ahora estás contando los compases…Muchas veces es más útil contar mentalmente los tiempos y hacer la cuenta de los compases con los dedos.

Cuenta frases de cuatro compases.

Empieza por escuchar música dividida en frases de cuatro compases. Por lo general avanza en pares (ej.: se repiten para construir una sección de ocho compases). Esto es muy importante para entender la estructura del tema y colocar las mezclas en el lugar adecuado.

  • Escucha un tema de baile.
  • Cuenta los compases.
  • Escucha en qué punto de cada cuatro compases puede distinguirse un pequeño punto de referencia en la música (un golpe extra de la percusión).
  • Y cada ocho compases ese punto de referencia es aún más claro (un redoble de percusión).Nota: ahora que la música cambia o que entra un instrumento nuevo, justo después de uno de esos puntos de referencia.

A modo de guía básica, cada cuatro compases suele pasar algo pequeño, y cada ocho compases ocurre algo más importante.

Contar B.P.M’s

Si bien es cierto que hoy en día tanto los reproductores profesionales como el software más básico nos facilitan este dato, no está de más conocer de que manera se calcula. Para determinar la velocidad de un disco, cuenta los golpes-tiempos que hay en 15 segundos (sin contar el golpe con el que pones en marcha el cronómetro). Seguidamente multiplica el resultado por cuatro. (O cuenta durante treinta segundos y dobla la cifra). Así obtendrás los B.P.M’s, siglas de Beats (o tiempos) Por Minuto. Algunos DJ’s anotan el número de B.P.M’s en las etiquetas de sus discos, cosa que puede resultar muy útil como guía para programar o para designar un punto de inicio aproximado para cuadrar el ritmo. Sin embargo, para realizar un ajuste preciso tendrás que entrenar tu oído.
A priori con toda esta información puede parecer algo muy complejo, pero a medida que entrenáis el oído, estos momentos clave que os describimos, llega un momento que se intuyen y es algo que un monitor de cualquier actividad coreografiada tiene más que superado. Mi recomendación personal es que, cojáis alguna sesión de las que tenéis en algún recopilatorio, os fijes y tratéis de identificar el momento de la mezcla, tratando de reconocer o poner en práctica los métodos que os describimos, de igual manera aprovechad los días que salgáis a la disco y observad y convertiros en el mayor crítico del DJ de turno, del que seguro además aprenderéis otras técnicas.

La mezcla o mix

Teniendo una noción básica sobre los equipos y la estructura musical, llegó el momento de la mezcla. Esta consiste en tener un tema sonando “al aire” (tema saliente), sincronizarlo con otro tema (entrante) escuchándolo por los auriculares para luego, mientras ambos suenan al aire, hacer una transición. Mientras el tema saliente progresivamente deja de sonar, de la misma manera el tema entrante se hace presente, hasta ser el único que suena (entonces será el tema saliente al mezclarse con otro track). Lo ideal es que el cambio o transición entre tracks sea lo menos evidente posible.

“Tirar” el tema entrante

Como vimos anteriormente, podemos dividir un track en beats. Lo primero que tenemos que lograr es hacer coincidir los beats del track entrante con los del saliente para lograr una coherencia en la mezcla. Para ello, debemos encontrar el primer beat, que no es nada mas ni nada menos que el primer golpe de bombo (BD) del track.

En el caso de las bandejas, se reproduce el track, y cuando suena el primer golpe se sujeta el disco y se lo vuelve hacia atrás, de modo que al soltarlo vuelva a sonar. En las compacteras, se pausa el tema al sonar el primer bombo y se retrocede hasta el inicio del golpe. En este punto se hace una marca o CUE (la forma de marcar el cue difiere según la compactera).

Una vez marcado el primer golpe, debemos soltar el disco o dar play justo en un beat 1 del tema saliente como lo marca el gráfico 3, lo que se llama “tirar en 1”, en referencia al beat 1.
Gráfico 3. Forma correcta e incorrecta de sincronizar los beats entre el track saliente y entrante…Si lo hacemos correctamente los golpes de ambos tracks sonarán sincronizados uno sobre el otro, como si se tratase de uno solo.

El beatmatching

Aunque todos los programas para DJ incluyen un detector de tempo, puede que a alguno de vosotros le interese utilizar algún otro, para los que así lo prefieran, aquí les dejo una lista de Programas para calcular el tempo de nuestras canciones,

Ya mencionamos que los tracks pueden tener distintas velocidades o BPM. Cuando sincronizamos los beats, si un tema es más rápido que el otro, los beats tenderán a perder la sincronización, a “correrse”, pasando de la forma correcta que se ve en el gráfico, a una forma cada vez mas parecida a la incorrecta. Cuando los tracks comienzan a correrse oímos como los golpes dejan de parecer uno y se escuchan dos, lo que se llama comúnmente “zapateo”

Para mantener la sincronización utilizamos el PITCH, el cual aumenta o disminuye los BPM del track partiendo del punto 0, en el cual el track se reproduce a su velocidad normal. En las bandejas generalmente la escala del pitch es de +/- 6 % de la velocidad normal. En los cargadores de Cd y controladoras MIDI, la escala es variable y en muchos casos, regulable.

Ahora… ¿Cuál es el track más lento y cuál el más rápido?…La técnica recomendable durante la mezcla es la prueba y error. Cuando los tracks comienzan a perder sincronización, si creo que el tema entrante es más rápido, tomo una decisión rápida y pruebo bajando su velocidad. Si realmente era más rápido, la mezcla mejorará y volverán a sonar los golpes como uno solo (dejará de oírse el zapateo). Si estaba equivocado y la mezcla empeora, probaré entonces aumentando la velocidad, y así hasta que logre que ambos track se reproduzcan a igual velocidad.3c. Cuadratura

Una vez que logramos sincronizar dos track, aprenderemos a mezclarlos en cuadratura. Quizás suene complicado, pero mezclar en cuadratura es sincronizar las frases de ambos tracks…Como dijimos, generalmente las frases son de 8 compases, así que una vez que hayamos aprendido a reconocerlas, debemos lograr “tirar” el primer beat de la primera frase (o sea el primer golpe) del track entrante, en el beat 1 de una frase del track saliente…Mezclar en cuadratura da aún más coherencia a la mezcla.

Quick Beatmatching – DJing For Dummies
How to beatmatch REALLY quickly (on vinyl and on CD). Useful when you don't know if your next tune will be faster or slower than the one playing. This is meant as an 'initial' beatmatch – you'll still need to listen to, and refine the beats during the mix. I've left the crossfader in the middle, so you can hear both tunes playing. In 'real-DJing' you'd listen to the new tune in your headphones while performing this beatmatch. Taken from www.recess.co.uk – which is the support site for my book, DJing for Dummies

La transición

Una vez que tenemos ambos temas sincronizados y en cuadratura, dejaremos sonar al aire también al tema entrante, ya sea subiendo el fader del canal del entrante, o moviendo en crossfader hacia el medio. En este momento podrán oírse por los parlantes ambos temas y las frecuencias de los mismos no deben interferir entre si, el track saliente y el entrante no deben “molestarse” y sonar mal.

Para lograr una buena transición, casi imperceptible, usaremos durante el monitoreo y antes de dejarlo sonar, los EQ o ecualizadores del canal del tema entrante, atenuando o reforzando las frecuencias altas, medias o bajas, de modo tal que los tracks entrante y saliente suenen lo mas parecido posible a uno solo, pero con elementos de ambos. Una vez logrado esto si, mandamos al aire el track saliente.

Using the Bass, midd and top in the mix.
http://www.djtutor.com/mixing1

Fuentes:

Wikipedia

DJ Tutorial

Author: JoseLogic

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *